MamaceraM | La duda de emprender
Pequeña reflexión sobre el hecho de emprender y lo que ello me supone. Lo que son para mí algunos pros y algunos contras.
Mamaceram, emprender, dudas, família
16332
post-template-default,single,single-post,postid-16332,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,columns-3,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

La duda de emprender.

cera de operculo

La duda de emprender.

MamaceraM es un proyecto que nació cuando yo ya era madre; de hecho puedo decir que nació por ser yo madre. La ilusión del principio quizás te haga más llevadero el cansancio, el hecho de llamar puertas, investigación, presentación del producto … Soy partidaria de la lactancia materna y siempre he tenido claro que MamaceraM es un producto que realmente funciona. Pero no os negaré que más de una vez me he preguntado, ¿ seguro que vale la pena pasar tanto tiempo sin dedicarlo a mis hijas ?

El mundo del emprendimiento es emocionante a la par que duro. El trabajo no es fácil y son muchas puertas a las que hay que llamar y muchos los portazos. Aunque soy de las que piensa que cuando quieres alguna cosa de verdad el camino se te va dando; conoces a la gente necesaria y estás en los sítios justos.

Muchos días las cosas no salen como esperábamos y los ánimos decaen. Pienso que no te puedes venir abajo porque en mi caso hay dos pajarillos viendo como reaccionan sus papis. Claro está que si las cosas salen mal, salen mal. Pero hay que saber encajar los golpes especialmente cuando eres ejemplo de tus hijos. Y por otra parte, con una actitud negativa las cosas todavía salen peor. El secreto es el trabajo y la automotivación.

En mi caso, sabía que el producto era bueno, por los materiales de primera calidad y porque yo misma, antes de comercializarlo, lo probé en mis propias carnes ( nunca mejor dicho, ¿ verdad ? )

Todo este proceso de investigación, de obtención de certificados, de buscar la forma más adecuada, de la fabricación… me apasiona. Pero lo que más me gusta de mi trabajo es hablar con las mamis, las matronas, hacer charlas y colaborar con quien me lo pida. De hecho, tengo demostrado que MamaceraM es un producto que se vende, sobretodo, por el boca a boca, por recomendación directa de las matronas o de otras mamis.

La parte de mi trabajo que menos me gusta es la de plantarme delante del ordenador y poner al dia las redes sociales. Me hago un lio, soy más de boli que de ordenador, jajaja, pero bueno, siempre aprendo cosas nuevas, conozco gente muy linda y claro, intento dar a conocer mi marca un poquito más.

En realidad, la parte de mi trabajo que menos me gusta es la de no pasar tiempo con mis hijas. Tengo la suerte de poder hacer más o menos mis horarios, pero siempre me pregunto si realmente vale la pena, si mis días fuera de casa y las horas que paso al teléfono o de cara a la pantalla del ordenador las tendría que pasar con mis hijas. Porque crecen muy rápido y si un dia tienen un mal dia en la escula me gustaría estar ahí y no en el coche, por ejemplo.

Aún así, sé que soy una afortunada porque tengo la opción de elegir, que muchas mamis, para bien o para mal, no pueden.

Mención especial en el mundo del emprendimiento, y de los papis que trabajan en general, son los abuelos.¿ qué sería de nosotros sin su apoyo ? Y en mi caso también mi pareja. Toda ayuda es poca cuando llevas a delante una casa, una família, un proyecto …

Muchas mamis tienen sueños y proyectos que les gustaría llevar a cabo. Des de aquí os animo.Adelante con vuestro sueño. Porque con una buena organización se puede llevar a cabo. Vendrán momentos de flaqueza, como ya os he explicado en mi propio caso, y os preguntaréis si realmente vale la pena no pasar tanto tiempo con nuestros hijos. Pero todo esfuerzo se ve recompensado ¿ verdad ?

Feliz Lactancia.

Tags: